Radio Sanfurgo, Ambiente Musical Clásico
Escuchar RADIO SANFURGO AQUÍ

domingo, 13 de julio de 2008

LAS CLASES NO SON CLASES

Carta publicada en el diario El Mercurio de Santiago de Chile, el jueves 19 de junio de 2008.

"Señor Director:
A propósito de la nueva Ley de Educación, me parece indispensable analizar las condiciones de trabajo en que se desempeñan actualmente la mayoría de los profesores del sistema municipal - estatal - y del sistema particular subvencionado. El profesor hoy día hace por lo menos 30 horas de clases semanales. En muchos casos 36, 40 o más clases en dos o más establecimientos.
Atiende a 40 o más alumnos por sala. El máximo es 45 y algunos colegios reciben alumnos por encima de esta cifra con el visto bueno de las autoridades. El domingo recién pasado, "El Mercurio" publicó un amplio reportaje sobre la educación en Nueva Zelandia. Los profesores neozelandeses atienden a un promedio de ¡26 alumnos por sala! En otros países todavía menos.
Para que un profesor pueda ser contratado, por ejemplo, para hacer clases de Ciencias Naturales (hoy día tiene otro nombre la asignatura) debe comprometer al menos 30 clases. Si la asignatura tiene 3 clases semanales, debe atender ¡10 cursos diferentes! Alrededor de 400 alumnos. En estas circunstancias, se crea un error invencible. El sistema está firmemente convencido de que el profesor hace clases; los alumnos y los apoderados también. Y este error se transmite a los nuevos profesores, y los profesores llegan a no quejarse del sistema. Ni siquiera el Colegio de Profesores. El Colegio sólo pide mejores sueldos y más inamovilidad en los cargos. No tiene en cuenta la calidad del trabajo.
Cualquiera que sea el programa de estudios (quizá con la excepción del actualmente vigente, sólo comparable al Transantiago), necesitamos un profesor con 44 horas cronológicas semanales de contrato, alrededor de 20 horas de clases presenciales y las 24 restantes para: preparar las clases (con o sin computador. Hace años era con o sin televisor), para corregir las pruebas, entrevistar a los apoderados que lo soliciten, conversar con sus colegas de mayor o menor experiencia para aconsejarse y aconsejar; trabajar con la Dirección de Estudios, trabajar con el Inspector para atender a los alumnos con problemas conductuales; conversar con sus alumnos privadamente, para solucionar sus grandes o pequeños problemas en el liceo o en la asignatura; entrevistarse con el director siempre que sea necesario; asistir a las reuniones de profesores. Además cumplir los turnos de patio o de comedor, según lo establecido; atender al alumno que se enferma, llamar a los apoderados de los alumnos que faltan frecuentemente a clase, reemplazar a algún profesor con licencia.
Además, participar de los eventos de la naturaleza que sean organizados por el colegio: Deportes, Mes del Mar, 21 de Mayo, colecta pro niño X, fiesta del colegio, Día del Alumno, Día del Profesor, Día del sostenedor o dueño del colegio, Día sin Fumar, Día del Medio Ambiente, Operación desalojo y Seguridad (Operación Deyse) (Daisy, la llaman en algunos colegio)."
JUAN COX HUNEEUS

No hay comentarios: